Los infartos son multiplicados por incidencia del esmog 2

Los infartos son multiplicados por incidencia del esmog

Una de los asuntos de salud pública que mantienen en jaque a las actuales ciudades del mundo es la polución ambiental y sus efectos, porque casi todo lo que hacemos contamina y nuestras sociedades ocupan regulaciones y costumbres que debiesen ser mejoradas para reducirla.

Un reciente informe realizado por investigadores de la Universidad de la Frontera reveló que la contaminación tiene consecuencias muy negativas en la aparición de enfermedades al corazón, aumentando al doble la posibilidad de padecer infartos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que la cantidad de material particulado fino peligroso (MP 2,5) no debe ser mayor a los 10 microgramos por metro cúbico de aire al año. En nuestro país nada menos que 22 de 23 ciudades examinadas en el reporte de la OMS, publicado el 2016, excedían este límite.

A diferencia de la Región Metroólitana y de la Capital en particular, donde la contaminación es pareja durante todo el año, en la Capital de la Frontera sólo durante abril a septiembre la contaminación es muy alta, mientras que de octubre a marzo es muy baja. Esto permitió al facultativo coincidir la relación entre la polución ambiental y los padecimientos cardíacos.

¿El resultado de las investigaciones? Fernando Lanas, cardiólogo e investigador de la U. de la Frontera, rastreó por varios años a los pacientes que llegaban al Hospital Regional de Temuco que manifestaban condición de infarto cardíaco, concluyó que el 66% de los infartos que ocurren en la ciudad durante un año se producen en meses invernales. Al respecto el Dr. Lanas señala; “Moléculas y células inflamatorias que se producen en el pulmón circulan y llevan la inflamación a todas las arterias del organismo. Esto daña la piel de las arterias y cuando estas pierden suavidad se producen coágulos. Eso es lo que produce infartos cardíacos y cerebrales”.

Lo que plantea el facultativo es que los agentes contaminantes generan cambios epigenéticos en los pacientes, variaciones en la función del ADN, pero no en su estructura, lo que podría tener variados efectos, entre ellos la mayor aparición de complejidades cardiacas.

“Según la Organización Mundial de la Salud, el 90% de la población del planeta vive en habitat contaminados, así que nos vamos a demorar un poco en que desaparezca. Si comprobamos la hipótesis, se abrirá una línea de investigación para buscar la forma de proteger el ADN, a través de cierto tipo de alimentos o medicamentos”, detalla Fernando Lanas.

Comparte este contenido en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Iniciar conversación
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by